Cuadros respiratorios: la respuesta está en la naturaleza

En tiempos de preocupación por los virus respiratorios, contar con alternativas naturales y efectivas para fortalecer nuestro sistema inmune y aliviar los síntomas de los cuadros respiratorios es esencial.

Entre estas alternativas se encuentran los jarabes herbales, preparaciones caseras que aprovechan las propiedades terapéuticas de las plantas medicinales para promover la salud respiratoria. Jarabes herbales, una tradición eficaz: Los jarabes herbales son extractos concentrados de plantas medicinales, endulzados con miel o azúcar. Su elaboración es sencilla y su efectividad ha sido comprobada durante generaciones.

Jarabe de TOMILLO Y AMBAY: Una sinergia herbal poderosa

Una fórmula eficaz para los tiempos fríos es el jarabe de Tomillo y Ambay. El tomillo (Thymus vulgaris) es reconocido por sus propiedades antimicrobianas y expectorantes, mientras que el ambay aporta su efecto fluidificante de las secreciones.

Ingredientes:
25 gramos de tomillo seco
25 gramos de ambay seco
500 ml de agua
1 taza de miel o 500 gramos de azúcar sin refinar
Botella de vidrio esterilizada para envasar

Instrucciones:

PASO 1: Preparación de la Tisana Concentrada:
En una olla, calentamos el agua hasta que alcance aproximadamente 80 grados
Agregamos el tomillo y el ambay a la olla y tapamos.
Dejamos reposar durante al menos 2 horas para permitir que las propiedades medicinales de las plantas se concentren en el agua.

PASO 2: Endulzado y Envasado:
Después de reposar, colamos la tisana para retirar las hojas de tomillo y ambay.
Volvemos a calentar la tisana a fuego suave y agregamos la miel o el azúcar sin refinar.
Revolvemos bien hasta que el endulzante se disuelva por completo.
Retiramos la olla del fuego y dejamos que el jarabe se enfríe ligeramente.
Colocamos el jarabe en la botella de vidrio esterilizada y etiquetamos con la fecha de elaboración y los ingredientes utilizados.

Modo de Uso:
Para niños a partir de 3 años: 1 cucharadita cada 2-3 horas.
Para adultos: 1 cucharada sopera cada 3 horas.

Este jarabe no busca inhibir la tos, sino acompañarla, permitiendo una expulsión más efectiva de los mocos.

Es importante destacar que este jarabe se indica únicamente en casos de tos con mocos, y no debe ser utilizado en casos de dificultad respiratoria sin consultar a tu pediatra.
Con esta receta, podrás preparar un jarabe herbal casero que no solo brinda alivio a los síntomas de las afecciones respiratorias, sino que también fortalece tu sistema inmunológico de manera natural y efectiva.

COMPARTE LA NOTA:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *